Recetas Dulces, Saladas y Variadas

Plum Cake de arándanos

Un bizcocho ideal para el desayuno o la merienda. Nada complicado de elaborar y con un contraste de sabores exquisito. Yo he utilizado para hornearlo un molde de corona rizado, pero se puede hornear en el molde que prefieras. Es importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente.


3 huevos, 140 gr de harina, 125 gr de azúcar, 125 gr de mantequilla, 125 gr de arándanos rojos deshidratados (una bolsita), una cucharadita (de las de café) de canela molida, y medio sobre de levadura en polvo Royal (8 gr).

Precalentar el horno a 180 ºC. En un bol poner la mantequilla en pomada junto con el azúcar y la canela y batir bien hasta que quede todo bien integrado. Incorporar los huevos y seguir batiendo hasta que quede una masa homogénea. Juntar la levadura con la harina y tamizar sobre el bol de la masa. Batir y mezclar bien y añadir los arándanos deshidratados, removiendo para que se integren en la masa. Engrasar el molde elegido con mantequilla y  espolvorearlo con harina y verter la masa en su interior. Introducir el molde en el horno precalentado y hornear a 180 ºC durante 35 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar el plum cake con un palillo éste salga limpio. Sacar del horno y dejar enfriar. Desmoldar y espolvorearlo con azúcar glas.


 

Share:

Ternera salteada con verduras

Una receta muy fácil y que en apenas una hora tendremos elaborada. Muy buena la combinación de la ternera con las verduras salteadas y para acompañar un poquito de arroz cocido.

600 gr de filetes de ternera, 1/2 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 cebolla, 2 zanahorias, 1 calabacín mediano, 4 cucharadas de salsa de soja, sal, pimienta, aceite y dos vasitos de "arroz Brillante".

Empezamos preparando la verdura. Limpiamos los pimientos, pelamos las zanahorias, lavamos el calabacín y pelamos la cebolla. Cortamos todas las verduras en juliana y reservamos. Partimos los filetes de ternera en tiras y los salpimentamos. En una sartén antiadherente con un poco de aceite salteamos las tiras de ternera hasta que estén doraditas y las retiramos y reservamos en un plato.
En la misma sartén añadimos un poco de aceite más y echamos los pimientos, la zanahoria y la cebolla cortada en juliana. Cuando esté medio hecha la verdura incorporamos el calabacín y salteamos todo hasta que esté la verdura tierna. Incorporamos ahora la ternera reservada, mezclamos y echamos las 4 cucharadas de salsa de soja y una pizca de pimienta. Removemos todo bien y dejamos al fuego 1 minuto para que se integren los sabores y apagamos el fuego. Calentamos los vasitos de arroz en el microondas y los echamos en el fondo de los platos extendiéndolo. Repartimos la ternera salteada con la verdura en los platos sobre el arroz y servimos enseguida bien caliente.


Share:

Fideua de marisco y verdura

Esta es la primera receta de fideua que he hecho en todo este tiempo y he de decir que no va a ser la última porque me agradó muy satisfactoriamente su resultado. Un plato con mucho sabor y que se elabora fácilmente.


1 cebolla mediana, 200 gr de espárragos verdes, 100 gr de guisantes, 1 tomate grande rallado, 1 diente de ajo, 250 gr de fideos para fideua, 1 cucharadita de pimentón dulce, 1 bolsa de preparado de paella (mariscos varios) (750 gr), 900 ml de caldo de pescado (2 pastillas de caldo de pescado disueltas en el agua), sal y aceite.

Pelar el ajo y picarlo en rodajas finas. Poner en una paellera un poco de aceite a calentar y echar el ajo laminado, cuando empiece a dorarse echar los fideos y saltearlos hasta que se doren un poco. Retirar de la paellera y reservar. Precalentar el horno a 200 ºC.
Pelar y picar la cebolla en trozos pequeños y en la misma paellera poner un poco de aceite mas y dejar pochar. Partir los espárragos verdes en trozos pequeños y echarlos a la paellera junto con los guisantes cuando la cebolla esté un poco pochada. Dejar pochar todo junto hasta que los espárragos estén tiernos. Añadir el tomate triturado y dejar cocer todo junto.
Poner en un cazo el caldo de pescado a calentar a fuego lento.


Cuando la verdura esté pochada añadir el preparado de marisco y dejar cocer hasta que esté tierno. Añadir la cucharada de pimentón y remover todo bien. En este momento añadir los fideos y el caldo de pescado. Rectificar de sal y dejar cocer un par de minutos. Apagar el fuego e introducir la paellera en el horno precalentado a 200 ºC y dejar cocer entre 10 - 15 minutos hasta que los fideos estén cocidos y hayan absorbido todo el caldo. Sacar del horno y dejar reposar un par de minutos antes de servir.


Share:

Patatas en ajopollo (con pollo)

Las patatas en ajopollo es un plato típico de la cocina almeriense. Aunque la versión original consta de patatas y ajopollo que es una salsa que se hace con aceite, ajos, pan frito y almendras fritas, yo le he añadido pollo para que quede un plato mas contundente.


1/2 kilo de pollo (pechuga o muslo deshuesado), 4 patatas medianas, 250 ml de agua, 200 ml de vino blanco, 2 rebanadas de pan del día anterior, 100 gr de almendras, sal, 3 dientes de ajo, azafrán, aceite de oliva y laurel.

Partimos el pollo en trozos pequeños y lo ponemos en una cazuela amplia con un poco de aceite a calentar. Lo salpimentamos y añadimos una hoja de laurel. Lo vamos friendo hasta que esté dorado.
Mientras tanto pelamos las  patatas y las partimos en trozos pequeños regulares. Freímos las almendras y las dos rebanadas de pan y las reservamos sobre papel absorvente.
Cuando el pollo esté dorado lo sacamos de la cazuela y en la misma cazuela ponemos las patatas a freír. Cuando estén fritas y tiernas añadimos de nuevo el pollo y mezclamos bien. Picamos en un mortero o en una picadora el pan, las almendras y los ajos y cuando estén bien picaditos lo echamos en la cazuela del pollo y las patatas. Añadimos el vino blanco, el agua y el azafrán y dejamos cocer a fuego suave durante unos 15 minutos o hasta que se haya reducido casi por completo el caldo. Rectificamos de sal y pimienta y servimos enseguida.

Share:

Hamburguesas caseras de salmón

Hoy toca una receta de hamburguesas caseras de salmón. No hay nada como la tranquilidad de hacerlas en casa y saber lo que estás comiendo, mas si aún utilizas los productos mas frescos para elaborarlas. Si os gusta el salmón no dudéis en probarlas, además si tenéis niños en casa son ideales para hacer que coman pescado de una manera mas sugerente.



400 gr de salmón fresco en un trozo, 1 yema de huevo, 1 diente de ajo, perejil al gusto, sal, una pizca de pimienta blanca, 50 gr de pan (si es de un día para otro mejor) y 5 cucharadas de leche.

Empezamos limpiando muy bien el salmón de piel y espinas. Lo picamos bien con un cuchillo o con una picadora eléctrica. Ponemos el pan a remojo con la leche. En un bol ponemos el salmón picado, la yema de huevo, el ajo picado muy fino, el perejil picadito muy fino, la miga de pan remojada en leche y escurrida, una pizca de pimienta blanca y sal al gusto. Mezclar todo bien hasta que queden bien integrados todos los ingredientes y una vez mezclado dejar reposar la masa media hora en el frigorífico. Una vez reposada la mezcla formar las hamburguesas. Poner una lámina de film transparente sobre la encimera y con la ayuda de un aro metálico formar las hamburguesas sobre el film transparente. Dejarlas de un dedo de grosor aproximadamente, ya depende del gusto de cada uno si os gustan más o menos gruesas. Si no dispones de un aro formarlas con las manos, cogiendo una bola de masa y aplastándola ligeramente hasta formar las hamburguesas.


Una vez formadas cortar con una tijera el film alrededor de la hamburguesa para facilitarnos volcarlas en la plancha cuando la vayamos a hacer.
Poner una sartén antiadherente al fuego o una plancha y untar con un poco de aceite. Cuando esté bien caliente echar las hamburguesas y cocinarlas hasta que estén doradas por ambos lados. Poner en el plato de servir y acompañar con una ensalada.


Share:

Brownie de chocolate, queso y cerezas

Aprovechando que están de temporada ahora las cerezas se me ocurrió versionar este bizcocho tan conocido por todos. El resultado de la combinación del brownie de chocolate con la capa de queso y cerezas me ha gustado mucho, al morderlo es una suave explosión de sabores.


 Para la masa del brownie: 200 gr de chocolate fondant, 200 gr de mantequilla, 250 gr de azúcar, 3 huevos, 110 gr de harina y una pizca de sal.
Para la capa de queso y cerezas: 300 gr de queso crema (tipo Philadelphia), 150 gr de azúcar glass, 1/2 cucharadita de extracto de vainilla, 2 huevos y 200 gr de cerezas.


Preparar un molde rectangular (30x20 cm aprox) forrándolo con un papel vegetal. Precalentar el horno a 170 ºC.
Para el brownie: Colocar el chocolate troceado en un recipiente apto para microondas y calentar  hasta derretirlo y fundirlo completamente. Reservarlo. Poner la mantequilla a temperatura ambiente troceada junto con el azúcar en un bol y con la ayuda de unas varillas eléctricas batir hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados. Añada y mezcle los huevos, a temperatura ambiente, de uno en uno y seguir batiendo hasta que estén todos bien integrados y quede una mezcla homogénea. Agregar lentamente el chocolate derretido sin parar de batir y mezclar bien. Incorporar por último la harina tamizada y mezclar bien. Verter la masa en el molde preparado, alisar la superficie y reservar.
Para la crema de queso: Poner el queso crema, el azúcar glass y el extracto de vainilla en un bol y batir con una amasadora eléctrica provista de varillas a velocidad baja hasta que la mezcla se espese y quede bien integrada. Incorporar los huevos de uno en uno sin dejar de batir, teniendo cuidado de no batir en exceso para que el queso no se corte. Cuando esté todo bien mezclado, repartirlo en el molde donde habíamos puesto la masa del brownie y nivelar la superficie. Lavar y deshuesar las cerezas y repartirlas por la superficie del pastel.
Meter el molde en el horno y precalentado a 170 ºC y hornear durante 30-40 minutos o hasta que la capa de queso esté firme al tacto y empiece a dorarse. Sacar del horno y dejar enfriar por completo. Meter en el frigorífico durante una hora para poder desmoldarlo y cortarlo en porciones del tamaño deseado. Una vez cortado conservarlo en el frigorífico para su consumo.


Share:

Crema de calabacín con jamón

Estamos en plena temporada de calabacines y aunque gracias a las nuevas tecnologías de cultivo podemos disponer de ellos casi en cualquier temporada del año es ahora cuando están en su máximo apogeo tanto en calidad como en producción, y si son de cultivo propio mucho mejor. Hay infinidad de recetas y formas de preparar este vegetal y, aunque con el calor no apetece mucho las comidas calientes, hoy os invito a que probéis esta rica crema de calabacín acompañada con unos taquitos de jamón, una combinación ideal.


1 kilo de calabacines, 2 patatas medianas, 1 puerro, 1 cebolla, 4 quesitos, 5 cucharadas de aceite de oliva, agua, sal y pimienta blanca. Para acompañar 100 gr de jamón cortado en taquitos.

Con la ayuda de un pelador de patatas pelar los calabacines, quitando solo la parte más exterior de la piel y partirlos en trozos pequeños. Pelar las patatas y partirlas rasgándolas para que suelten mejor el almidón. Pelar la cebolla y picarla muy fina. Cortar las puntas mas extremas del puerro, lavarlo y picarlo fino.
En una olla poner 5 cucharadas de aceite de oliva a calentar. Echar la cebolla y el puerro y pochar unos minutos hasta que la cebolla empiece a ponerse transparente. Añadir las patatas y el calabacín y saltear un par de minutos. Salpimentar ligeramente y añadir agua solo hasta que cubra todos los ingredientes. Llevar a ebullición y dejar cocer a fuego suave durante 25 minutos o hasta que las patatas y el calabacín estén tiernos. Apartar del fuego y triturarlo con la batidora. Añadir los quesitos y seguir triturando hasta que queden bien integrados. Rectificar de sal. Si quedase muy espesa la crema se puede aligerar añadiendo un poquito de leche o agua.
Poner la crema en un tazón o cuenco y servir con unos taquitos de jamón por encima. La crema restante la podemos guardar en la nevera, una vez se haya enfriado, durante 3 o 4 días.


Share:

Salmón en salsa de soja con verduras en tempura

Una receta sana que nos aporta Omega-3 y vitaminas del grupo B beneficiosas para nuestro organismo. En esta receta he marinado el salmón con salsa de soja, limón y especias y después lo he cocinado a la plancha acompañando con unas verduritas en tempura. Sano y fácil de hacer y digerir.


6 lomos de salmón, 3 cucharadas de salsa de soja, 1/2 cucharadita de jengibre rallado, 2 dientes de ajo, 3 cucharadas de zumo de limón, 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de perejil picado, pimienta negra molida y sal al gusto.
Para la tempura: 110 gr de harina de tempura, 150 ml de agua muy fría de la nevera, verduras al gusto cortadas en tiras ( yo he utilizado calabacín, pimiento rojo y cebolla).

Empezamos limpiando bien el salmón de escamas y espinas. En un bol amplio ponemos 3 cucharadas de salsa de soja, 1/2 cucharadita de jengibre rallado, 2 dientes de ajo picados, 3 cucharadas de zumo de limón, 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de perejil fresco picado, pimienta negra molida y sal al gusto. Mezclamos bien para que todos los ingredientes queden bien integrados e introducimos los lomos de salmón. Con las manos removemos bien para que el salmón quede bien impregnado de el marinado. Cubrimos el bol con film transparente y lo dejamos reposar media hora.
Para preparar la tempura, cortamos las verduras elegidas en tiras mas o menos gruesas y reservamos. En un bol ponemos la harina de tempura y vertemos los 150 ml de agua muy fría de la nevera y mezclamos hasta que se disuelva la harina. Poner en una sartén abundante aceite a calentar y cuando esté bien caliente pasar las verduras por la tempura y freír hasta que estén doradas. Sacar y colocar en un plato con papel absorbente para que absorba el exceso de aceite.
Poner la plancha a calentar o en su defecto una sartén amplia antiadherente al fuego y colocar los lomos de salmón, sin escurrir del marinado. Cocinar al gusto y servir acompañados de las verduras en tempura.


Share:

Budin de chocolate

Una receta para los adictos al chocolate. Esta receta tiene ya mucho tiempo, es tanto que me acuerdo de haberla comido alguna que otra vez cuando era pequeño. Por esos recuerdos la saqué del archivo y la he preparado para que podáis disfrutar de ella tanto como lo he hecho yo.



100 gr de chocolate fondant, 100 gr de mantequilla, 3 yemas de huevo, 100 gr de azúcar, 100 gr de pan rallado, 2 cucharadas de ron, 80 gr de almendras molidas, 3 claras de huevo batidas a punto de nieve con un poco de azúcar. Para la decoración: 50 gr de  chocolate fondant, 50 gr de mantequilla, azúcar glass.



Derretir el chocolate junto con la mantequilla en el microondas o al baño María, reservar. En un bol mezclar las yemas de huevo con el azúcar, el pan rallado, el ron y las almendras molidas. Cuando esté todo bien integrado añadir el chocolate derretido y mezclar bien. Añadir las claras montadas a punto de nieve con un poco de azúcar y mezclar con movimientos envolventes. Engrasar el molde con mantequilla y espolvorear con azúcar. Poner la mezcla en el molde y taparlo con papel de aluminio. Precalentar el horno a 180 ºC. Colocar el molde tapado en una fuente de horno  y llenarla de agua caliente hasta casi el borde. Introducir en el horno el conjunto y cocer al baño María a 180 ºC durante 60 - 75 minutos. Pasado el tiempo comprobar la cocción introduciendo un palito de madera, debe salir limpio. Sacar con cuidado el molde, dejarlo enfriar y volcarlo en el plato donde lo vayamos a servir. Decorarlo con el azúcar glass y el chocolate derretido con la mantequilla.


Share:

Cintas de pasta con salsa de nata y salmón ahumado

Una rica receta de pasta muy fácil de preparar y que se puede elaborar tanto con cintas, tallarines o espaguettis. La combinación de la salsa de nata con el salmón ahumado da un sabor y textura muy suave a este plato de pasta.


250gr de pasta fresca (cintas, tallarines o espaguettis), 1 cebolleta mediana, 400 ml de nata para cocinar, 120 gr de salmón ahumado, 1/2 vaso pequeño de vino blanco, aceite, sal, pimienta negra molida y orégano.

Ponemos a cocer la pasta en abundante agua salada con un chorrito de aceite y una hoja de laurel. Picamos la cebolleta y en una sartén con un poco de aceite la pochamos hasta que esté transparente. Añadimos el vino blanco y lo dejamos reducir a fuego vivo, teniendo cuidado de que la cebolla no se queme. Bajamos el fuego e incorporamos la nata, salpimentamos y la dejamos espesar a fuego medio. Reservamos la salsa caliente. Picamos el salmón en trocitos pequeños y lo reservamos.
Una vez cocida la pasta la escurrimos y la repartimos en los platos en los que la vamos a servir. Vertemos la salsa de nata sobre la pasta y echamos por encima el salmón ahumado. Espolvoreamos con orégano al gusto y servimos enseguida bien caliente.

Share:

Calamares en salsa americana

Quien no ha comido alguna vez una de esas latitas de calamares en salsa americana tan socorridas en los momentos esos en los que no sabemos que comer o cenar. Pues esta receta se asemeja mucho a esos que compramos y no son muy complicados de hacer. Seguro que gustan.

1 kilo de calamares pequeños, 2 dientes de ajo, 1 cebolla mediana, 400 gr de tomate natural triturado (una lata), 100 ml de brandy, 100 ml de vino blanco, pimienta negra molida, 1 guindilla seca, 1 pastilla de caldo de carne, una cucharadita de azúcar, aceite de oliva y sal.

Limpiar los calamares y si son muy grandes partirlos por la mitad. En una cazuela o sartén amplia poner un chorreón de aceite a calentar. Pelar la cebolla y los ajos y picarlos muy finamente. Picar la guindilla también. Echarlo todo a la sartén y dejar pochar a fuego suave. Cuando la cebolla esté transparente añadir los calamares, salpimentar y dejar cocinar unos minutos. Verter el brandy y el vino blanco y la pastilla de caldo. Dejar cocer hasta que el líquido se haya evaporado casi por completo. En ese momento añadir el tomate triturado y la cucharadita de azúcar y dejar cocer a fuego suave hasta que quede una salsa espesita y los calamares estén tiernos. Rectificar sal y servir. Se pueden tomar tanto calientes como frios y acompañarlos con un poco de arroz cocido. Buen provecho.

Share:

Conejo al tomillo

La carne de conejo tiene una gran versatilidad gastronómica, ya que admite una amplia variedad de formas de preparación y cocinado. Es una carne muy digestiva, sabrosa y tradicional de nuestra cocina mediterránea. Buena prueba de ello es esta rica receta que hoy os propongo.

1 conejo, 1 cebolla, 1 cabeza de ajos entera, tomillo, 1 cucharadita de orégano, 50 gr de jamón, 1 vaso de vino blanco, 1/3 vaso de brandy, 4 patatas medianas, 6 alcachofas, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra.

Empezamos troceando el conejo en pedazos no muy grandes, lo salpimentamos y se empieza a dorar en una cazuela amplia con un buen chorro de aceite de oliva. Picamos la cebolla en trozos pequeñitos y partimos la cabeza de ajos por la mitad, en sentido horizontal. Añadimos a la cazuela del conejo la cebolla picada y solo una mitad de la cabeza de ajos, reservando la otra mitad para elaborar la guarnición del plato. Removemos todo bien y dejamos cocinar hasta que la cebolla esté rehogada. En ese momento vertemos el brandy y medio vaso de vino blanco. Dejamos cocer a fuego medio para que se vaya evaporando todo el caldo.
Mientras tanto preparamos la guarnición de la carne. Pelamos las patatas, las lavamos y secamos y luego las cortamos en medias rodajas no muy gruesas. Ponemos en una sartén un fondo de aceite a calentar y comenzamos a dorar la media cabeza de ajos que habíamos reservado. Añadimos las patatas. Limpiamos las alcachofas, las partimos en cuartos y se echan a las patatas que tenemos al fuego. Picar el jamón en trocitos pequeños y añadir a la sartén. Rectificar de sal y verter el medio vaso de vino blanco restante. Dejar cocinar hasta que las patatas estén tiernas. Reservar.
Cuando el conejo esté tierno y el caldo se haya evaporado casi por completo, añadirle una cucharadita de orégano y el tomillo, si teneis una rama de tomillo mejor, si no con una cucharadita de hojitas de tomillo de las que venden en los botecitos será suficiente para darle sabor. Remover todo bien para que se integren los sabores y servir bien caliente acompañado de las patatas de guarnición.
Este plato también se puede elaborar con pollo y la guarnición de patatas podemos hacerlas solas como entrante o plato único, quedan realmente buenas.

 Fuente: Comételo. Canal Sur
Share:

Hamburguesas en costra de kikos

Una receta muy fácil de hacer y diferente de la forma en la que nos comemos normalmente las hamburguesas. Con este rebozado quedan supercrujientes y con un sabor muy peculiar. Se pueden utilizar las hamburguesas de la carne que quieras e incluso prepararlas en casa, si te da más tranquilidad. Yo he utilizado para esta ocasión hamburguesas de pollo.


6 hambueguesas (de pollo, cerdo o ternera), harina, 1 huevo batido, 1 bolsa de kikos Mister Corn y aceite de girasol para freir.

Empezamos triturando con la picadora o en su defecto en un mortero los kikos hasta que queden triturados pero que se aprecien los trocitos. Pasamos las hamburguesas por harina, luego por el huevo batido y finalmente por los kikos triturados presionando con las manos para que se adhieran bien los trocitos. Reservamos.

Ponemos una sartén amplia al fuego con aceite a calentar y cuando el aceite esté caliente vamos friendo las hamburguesas hasta que estén doradas por ambos lados. Ponemos en un plato papel de cocina y sacamos las hamburguesas sobre el papel para que absorvan el exceso de aceite. Servir calientes acompañadas con una ensalada.


Share:

Galletas rellenas de mermelada

Si os gustan las galletas éstas os van a encantar. No solo por lo buenas que están sino por lo facil de hacer que son. Esta receta es original del blog de Kanela y Limón, que como no podia ser de otra forma todo lo que sale de sus manos es un éxito garantizado. Se pueden rellenar de mermelada del sabor que más te guste, yo he optado por mermelada de frambuesa.



500 gr de harina de fuerza, 125 gr de mantequilla fria, 125 gr de azúcar, 1 huevo, 2 yemas, una pizca de sal, ralladura de 1 limón, 1 cucharada de agua fría (si es necesario añadir 1 cucharada mas).
Para el relleno mermelada de frambuesa (o del sabor que más te guste), y un huevo batido para pintar.

En un bol poner todos los ingredientes y mezclar hasta formar una masa granulada. Volcamos la masa en la mesa de trabajo y amasamos con las manos hasta que quede todo bien integrado. Formamos una bola con la masa, la envolvemos en film transparente y la metemos en el frigorifico un par de horas.
Pasado el tiempo estiramos la masa lo más fina posible, la cortamos en círculos del tamaño deseado y con otro cortador mas pequeño de la forma que queramos (yo he utilizado uno redondo) cortamos en la mitad de los circulos obteniendo así las tapas superiores. Pintamos el borde de las tapas inferiores con huevo batido y colocamos en el centro una cucharadita de mermelada, no poner en exceso para que al hornearlas no se salga la mermelada por el hueco y se manchen las galletas. Colocamos la tapa superior y presionamos los bordes con un palillo para que queden bien selladas, y pintamos la superficie de las galletas con huevo batido.
Precalentamos el horno a 180 ºC, colocamos las galletas en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal y horneamos las galletas a 180 ºC unos 15 minutos hasta que estén doradas, sacarlas del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla. Si no se utiliza toda la masa se puede  congelar perfectamente.


Share:

Mousse de yogur griego con chocolate y fresas

Estamos en plena temporada de fresas y es increible la cantidad de aplicaciones que se le puede dar a este producto tan versátil. Por eso pensando en alguna combinación nueva me ha surgido esta receta. Con esta receta participo en el mega sorteo que hace Esmeralda en su estupendo blog Recelandia, os animo a que lo visiteis porque merece la pena ojear sus recetas.

 
Para formar el cuerpo del pastelito: 1 base de bizcocho de vainilla, rollo de PVC de pasteleria para formar los aros, 200 gr de chocolate fondant, 100 ml de nata para montar.
Para la mousse y terminación: 2 yogures griegos azucarados, 150 ml de nata para montar, 50 gr de azúcar glas, 3 hojas de gelatina neutra, 8 fresas grandes o fresones y mermelada de fresa al gusto para abrillantar.

Con estos ingredientes salen 8 pastelitos. Empezamos formando los aros que darán cuerpo al pastel. Para ello he usado un molde redondo metálico de 6 cm de diámetro para tomarlo de referencia. Con el rollo de pasteleria he ido cortando tiras, colocándolas alrededor del aro y formando asi el aro de pvc, pegando los extremos con una tirita de celo adhesivo.
De la base de bizcocho cortamos 8 discos, colocando el aro encima y presionando para que salgan del mismo diámetro que los aros. Colocamos en cada aro una base de bizcocho en el fondo.


Ponemos ahora en un bol el chocolate troceado y los 100 ml de nata y calentamos en el microondas o al baño Maria, hasta que el chocolate se derrita, mezclamos bien y dejamos templar un poco. Con un pincel de silicona vamos untando los aros de pvc "por dentro", formando una capa lo suficientemente gruesa para que al desmoldar no se rompa. Una vez tengamos los vasitos de chocolate formados los metemos en el frigorifico para que el chocolate se solidifique y tome cuerpo.
Mientras tanto preparamos la mousse. Para ello ponemos a remojar las hojas de gelatina en agua fria. En un bol montamos 100 ml de nata con 50 gr de azúcar glas. Le añadimos los 2 tarritos de yogur griego azucarado ligeramente batidos y mezclamos con cuidado. Los 50 ml de nata restantes los ponemos en un cuenco y calentamos en el microondas, le añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas y lo mezclamos bien para que se disuelva. A esta mezcla le vamos añadiendo poco a poco la mezcla de yogur griego y nata, moviendo suavemente para que todo se integre bien.
Sacamos los vasitos de chocolate del frigo y los llenamos con esta mezcla repartiéndola entre todos por igual. Volvemos a meter en el frigorifico para que el conjunto tome cuerpo y se solidifique la gelatina, una media hora aproximadamente. Pasado este tiempo comprobamos que la mousse ha cogido cuerpo y procedemos a adornar con las fresas. Para ello lavamos bien las fresas, le quitamos la parte superior de las hojas, y partimos cada fresa en 4 trozos. Ponemos 4 trozos de fresa por pastel y terminamos calentando la mermelada de fresa (unas 3 cucharadas soperas) en el microondas lo justo para que se ponga un poco líquida. Repartimos la mermelada por la superficie de los pastelitos, por encima de las fresas, y volvemos a meter en el frigorifico. Dejamos enfriar como mínimo una hora.
Para desmoldar los pastelitos sacarlos del frigorifico y con cuidado retirar la lámina de pvc que los envuelve, teniendo la precaución de no manipularlos en exceso para evitar que el chocolate tome calor. Ponerlos sobre la fuente o plato de presentación y mantenerlos refrigerados hasta el momento de servirlos. Es un poco laborioso de hacer pero con paciencia no es complicado y el resultado merece mucho la pena, os lo aseguro.


Share:

Busca tu receta

TARTAS FONDANT & PASTELES

Sobre mi

Páginas vistas

Seguidores

Blogs amigos

Cocinando en casa de Juanico ® . Con la tecnología de Blogger.